Compañeras y compañeros, desde la sección de arqueología del CDL-Madrid queremos agradeceros que nos acompañéis hoy aquí para luchar por nuestros derechos.

Tenemos que seguir trabajando, codo con codo, como colectivo, para dignificar nuestra profesión. No sólo a través de los encuentros profesionales de Cádiz y Madrid, sino en nuestras calles y plazas como hicieron nuestras compañeras feministas el 8M y como hacemos hoy aquí.

Porque si no decimos basta, nadie lo hará por nuestro colectivo y nuestro patrimonio. Basta de precariedad, de la alta temporalidad, de salarios bajos, de falsos autónomos, de unas tasas de inserción laboral mínimas, de inseguridad laboral y jurídica. Basta de competencia a la baja, de enfrentarnos entre nosotros, de anteponer los beneficios económicos de unos pocos frente a la correcta conservación, estudio y divulgación de nuestra historia. Y como dijeron nuestras compañeras, basta de patriarcado. De salarios más bajos, de techo de cristal, de machismo en las excavaciones, de acoso sexual en el ámbito laboral.

Nos encantaría que esta jornada tuviese un tono más alegre, pero para ello antes hay que luchar por nuestros derechos. Nuestro oficio sigue siendo un gran desconocido para gran parte de la sociedad, nuestras demandas continúan siendo ignoradas y seguimos abocados a escoger entre unas condiciones laborales generalmente insuficientes o a dejar nuestra vida atrás y probar suerte en otro país, lejos de casa. Como dice un buen amigo y compañero, la fuga de cerebros no es sólo cosa de ingenieros y científicos. Hoy no sólo luchamos por nosotros y nuestros derechos, también luchamos por los suyos.

Las siguientes palabras van destinadas a las instituciones y al conjunto de la sociedad del Estado:

Las arqueólogas y los arqueólogos somos la primera, y en ocasiones única, línea de defensa del Patrimonio Histórico Español. Trabajamos protegiéndolo, estudiándolo y divulgándolo. Garantizamos el desarrollo sostenible, al conjugar progreso económico con conservación del Patrimonio. Y lo hacemos contra viento y marea, sacrificando mucho en demasiadas ocasiones.

También estamos hoy aquí por vosotros. Porque el Patrimonio Histórico pertenece al conjunto de la ciudadanía. Conservarlo y ayudarnos a consérvalo es también vuestro deber. Disfrutarlo y aprender de él es vuestro derecho. Y vamos a decirlo las veces que sea necesario, un pueblo que desconoce su Pasado es un pueblo condenado a repetir sus errores.

Nuestras demandas van encaminadas hacia un ejercicio digno de nuestra profesión, principal garantía para el cuidado de una herencia tan rica como amenazada, la de todos. Paso a enumerarlas:

1.- Reconocimiento profesional de la arqueología y de sus profesionales a través de un epígrafe propio en el IAE y reivindicación de los derechos laborales inherentes.

2.- Solicitud y exigencia del desarrollo legislativo y normativo para el debido cumplimiento del Estatuto del Artista y del Trabajador Cultural.

3.- Racionalización y reforma de la legislación estatal y autonómica.

4.- Declaración de Servicio de Utilidad Pública debido a los bienes demaniales con los que trabajamos.

5.- Colegiación obligatoria a los profesionales de la arqueología en base a la naturaleza de nuestro trabajo con bienes demaniales del Estado o la creación de un cuerpo estatal de arqueología.

6.- Aplicación del IVA cultural a las actividades arqueológicas o una reforma fiscal similar.

7.- Promover la transparencia de la arqueología desde las administraciones públicas hacia la sociedad. Las administraciones han de asumir que los bienes con los que trabajamos y generamos riqueza, conocimiento e identidad pertenecen al conjunto de la sociedad.

Nos gustaría contar con vosotros/as para esta convocatoria. Apuntaros en el siguiente formulario:

     

    Entradas relacionadas

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *